Museo Guggenheim de Nueva York, el templo del arte moderno


THE PRIMOS JOURNAL

< volver
Museo Guggenheim

Museo Guggenheim de Nueva York, el templo del arte moderno

Solomon Guggenheim nació en Filadelfia en 1861 en el seno de una adinerada familia con un imperio minero. Cuarto de siete hermanos, comenzó a finales de la década de 1920 (bajo la tutela de la artista y aristócrata Hilla von Rebay) a coleccionar arte moderno –empezando por 150 piezas de Kandinsky (y hasta alcanzar la mayor colección en los Estados Unidos del artista ruso).

Las obras en un principio se exhibían en la suite de Guggenheim en el Hotel Plaza pero su colección pronto creció (con piezas de gran valor, incluidas obras de Picasso, Miró, Chagall, Modigliani, Cézanne, Manet, Léger y Pollock), y la Fundación Guggenheim encargó un nuevo edificio al famoso arquitecto Frank Lloyd Wright para albergar las famosas obras de arte impresionista, moderno y contemporáneo.

Guggenheim fachada

Después de 16 años de diseños y retrasos (debido al controvertido diseño del museo y los códigos de construcción conservadores de Nueva York), El Museo Solomon R. Guggenheim (mejor conocido como “The Guggenheim”) abrió en octubre de 1959 para convertirse en un museo de renombre internacional y un icono arquitectónico.

 

Una ubicación estratégica

Su proximidad a Central Park era clave. Wright buscaba incorporar la forma orgánica a la arquitectura donde la naturaleza brindara un respiro dentro del ruido y la congestión de Nueva York.

Así, por ejemplo, el uso de la luz natural acompaña durante el recorrido a través de una enorme rampa que se extiende en espiral alrededor de todo el interior del blanco edificio cilíndrico.

Una gran claraboya abovedada proporciona una iluminación al espacio interno mientras que una hilera continua de ventanas otorga una iluminación natural específica para las obras de arte ubicadas a lo largo de la rampa.

luz natural

Sin embargo –y a pesar de la negativa de Wright- se agregó posteriormente un sistema de iluminación artificial para garantizar una iluminación adecuada a las obras de arte en todas las condiciones medioambientales.

 

El interior

Su diseño no tiene igual. Para ser un museo ya rompía esquemas arquitectónicamente hablando. No podía ser menos por dentro. Las obras no se exponen en diferentes salas ni por temática ni por épocas. Todo sigue una lógica: verlo todo como un todo.

rampa

Y no hay pérdida. Todo fluye por un mismo camino. Nada más entrar, hay que subir en ascensor a la planta de arriba para bajar por una rampa –siempre con obras en las paredes. El espacio está unificado, y casi todas las partes del museo se pueden percibir desde todos los puntos del interior.

 

La colección

La colección permanente del museo incluye obras de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Entre los artistas que podemos encontrar están Edouard Manet, Vincent Van Gogh, Cézanne, Gauguin, Marc Chagall, Pablo Picasso, Klee, Piet Mondrian, Miró, De Kooning, Pollack, Warhol y Lichtenstein...

También cuenta con una muestra de fotografía que incluye más de 200 obras de Robert Mapplethorpe y siempre presenta interesantes, innovadoras y atrevidas exposiciones temporales.

Hay que tener en cuenta que, debido a su espacio limitado y al intercambio de obras de arte entre los otros museos Guggenheim, las exposiciones cambian varias veces al año. No dejes de visitar su página web para estar al tanto de todo.

 

El edificio

Desde que abrió sus puertas en 1959, el Museo Guggenheim diseñado por Frank Lloyd Wright ha desafiado la idea preconcebida de museo –y ningún otro en el mundo lo ha podido igualar.

Tardó 16 años en hacerse realidad por los retos y controversias que rodeaban al diseño de la estructura. Sin embargo, tras innumerables bocetos y planos (unos dicen que Wright realizó 4 diferentes, y otros que presentó más de 700), Nueva York por fin pudo contar con uno de los iconos arquitectónicos más significativos del siglo XX.

Eso sí, ni el fundador Solomon R. Guggenheim ni Wright vieron el proyecto terminado. El primero falleció en 1949 mientras que Wright lo hizo seis meses antes de que el museo hiciera su debut público.

detalle

Inspirándose en la naturaleza –es el sello distintivo de la visión arquitectónica de Wright-, la ubicación del Museo cerca de Central Park era el lugar perfecto para lograr la unión entre arquitectura y forma orgánica.

Una vez dentro, el diseño geométrico del edificio invita a que el museo se visite de arriba abajo a través de una suave pendiente creada por una rampa descendente que recorre en espiral la colección de forma ininterrumpida.

Si Wright levantara la cabeza no estaría de acuerdo con el diseño actual. El edificio ha experimentado una renovación en las últimas décadas.

En 1992, se agregó una torre rectangular al Museo, justo detrás del edificio principal: un diseño nada controvertido que permitía exhibir grandes pinturas y esculturas de forma más práctica.

boceto

La última remodelación del Museo fue en 2008, cuando el edificio fue modificado para su 50 aniversario.

 

Tarifas

La entrada al Museo se puede comprar a través de su página web o en el mismo Museo e incluye una visita guiada diaria a las 14:00.

Tiene un coste de $25 (adulto). ¿Quieres un consejo de los Primos? Ve un sábado de 17:45-19:45 porque pagarás para entrar “lo que desees” –tal cual.

 

Horarios

El Museo Guggenheim abre de viernes a miércoles de 10:00 a 17:45 (los sábados hasta las 19:45). Cierra los jueves.

 

Cómo llegar

Los metros 4, 5, 6 llegan hasta el Museo.

 

Recomendación Especial de Primos

El Guggenheim abre los lunes cuando muchos otros museos de Nueva York están cerrados. Ten esto en cuenta a la hora de planificar tu visita para evitar las grandes masas.

Descárgate la aplicación gratuita Guggenheim que incluye guías en inglés, francés, alemán, italiano y español. También ofrece información sobre exposiciones actuales y un calendario de eventos actualizado.

A lo largo del recorrido puedes encontrar a guías de la galería que atenderán a tus dudas sobre el arte y las exposiciones. Van vestidos de negro.

El museo contiene un restaurante con excelentes vistas a Central Park. ¡No te lo pierdas!

Post relacionados

Coney Island, diversión y desenfreno

Comments

Un lugar diferente en el sur de Brooklyn en el que podrás disfrutar de un parque de atracciones de ensueño para grandes y pequeños

Leer más
Niños en Central Park sobre la escultura de Alicia en El Páis de las Maravillas

Siéntete como un niño en Nueva York

Comments

Disfruta de los mejores planes con niños en Nueva York, los museos más divertidos, las más ilusionantes tiendas...

Leer más
Los musicales de Broadway de Nueva York

El mejor musical de Nueva York está en Broadway

Comments

Más de 200 años de historia de la ciudad de Nueva York recogida en actuaciones, personajes, escenas, risas y lágrimas y que vives en un instante. Una experiencia que solo te ofrece un espectáculo de B...

Leer más